Educación de la Interioridad

 

La Educación del ser ha sido una constante en nuestra educación. Santa Juana de Lestonnac, desde muy joven, en su vida escuchó “No dejes apagar la llama”. Esta expresión ha sido como un mantra para nosotros.

La interioridad es ese espacio en el que se integra lo corporal, con los pensamientos, sentimientos, creencias y emociones para sentirnos seres unificados.

Cuidamos la dimensión interior de toda la Comunidad Educativa, ya que pensamos que lo que nos pasa por dentro, en nuestro mundo interior, es muy importante para el correcto desarrollo de todas las dimensiones de la persona.

El “Proyecto i” de Educación de la Interioridad está presente en todos los colegios. Es un proyecto que parte de la vivencia personal, para que en el día a día del colegio y en la forma de educar se integren prácticas educativas de respiración, relajación, silencio, gestos, apertura a la trascendencia…que nos hagan ser más conscientes de la dimensión interior de las personas.

El objetivo de este Proyecto propone  desarrollar la capacidad de interiorizar en nuestro Centro.  Lo concebimos como un proceso de descubrimiento, a través de la experimentación, para establecer una relación nueva con uno mismo, con los demás, con el mundo y con la Trascendencia.

Este objetivo general se despliega en estos tres objetivos específicos:

  • Desarrollar el autoconocimiento.
  • Unificar las dimensiones de la persona.
  • Promover la apertura a la trascendencia.

 Y pretendemos:

  • Potenciar experiencias de silencio, de asombro y de misterio.
  • Capacitar para identificar sentimientos y emociones, facilitando su expresión mediante distintos lenguajes (corporal, simbólico, visual…).
  • Iniciar en la formulación de preguntas que les haga conscientes de la elección libre por una forma de vida con sentido.
  • Sensibilizar en las necesidades de los demás y trabajar por una sociedad más justa.

 

 

 

Algunas líneas de acción:

  • Difusión en toda la Comunidad Educativa del Proyecto i.
  • Implicación del claustro en el desarrollo del Proyecto. Formación permanente en esta línea.                  
  • Programación de la educación de la Interioridad: sistematización de los procesos y desarrollo del Proyecto.
  • Disposición de espacios y tiempos concretos para la interiorización, la oración y la celebración de la Fe.
  • Utilización de metodologías cooperativas.
  • Inclusión de los contenidos propios de la educación de la interioridad en el diseño de Unidades Didácticas Integradas.

Varias son las fuentes que fundamentan y dan sentido a este Plan. Entre ellas destacamos las siguientes:

  • Proyecto Educativo Universal Compañía de María
  • Proyecto de la Educación de la Interioridad Compañía de María
  • Plan Pastoral de Centro
  • Proyecto Educativo de Centro

Es tarea del “Grupo Motor” del Centro animar y dar vida propia a este proyecto, cuyos destinatarios son: personal del centro, alumnos y familias.

Acciones dirigidas al Personal del centro:

  • Sesiones de formación en interioridad
  • Participación en actividades propias del claustro que se realizarán en clave de interioridad.

Acciones dirigidas al alumnado:

  • Sesiones específicas de educación de la interioridad programadas desde el inicio de curso donde se concreten objetivos y líneas de acción.
  • Inclusión en la programación de UDIs contenidos propios de la educación de la interioridad.
  • Aprovechar momentos propios de la dinámica escolar para realizar dinámicas en claves de interioridad. En este sentido destacamos el momento de la oración de la mañana y las tutorías de ESO.
  • Convivencias. Revisaremos la programación de estos momentos para convertirlos en espacios fuertes de educación de la interioridad.

Acciones dirigidas a las Familias:

  • Información para dar a conocer la finalidad del proyecto.
  • Programación de talleres que ayuden a comprender y experimentar la educación de la interioridad.

La educación de la interioridad se desarrolla con una metodología eminentemente activa, en la que el alumno y la alumna son los protagonistas, hacen experiencia, sienten su interior que emerge. Para ello utilizamos las técnicas que nos ayudan en ese proceso: respiración, relajación, visualización, el trabajo de la voz, meditación, gestos, música, narración, mándalas, expresión corporal, artística, juegos, dinámicas…